¿Has hecho los cálculos del número de máquinas que fabrica por semana y por mes? Además de organizar tu ropa para reducir este número, también ahorras electricidad lavando la ropa a bajas temperaturas. Descubra las ventajas.

¿Por qué debo lavar la ropa a bajas temperaturas?

Cuidando tu ropa y aumentando su durabilidad aumentas tu ahorro, ya que tendrás menos necesidad de comprar ropa nueva, y preservas el medio ambiente reduciendo los residuos textiles.

Estas son también las ventajas de lavar la ropa a bajas temperaturas.

Ropa limpia y refrescante.

Lavando a baja temperatura (alrededor de 30ºC) en la lavadora podrás tener la ropa tan limpia y fresca como necesitas.

Con la evolución en lavadoras y también en detergentes, como los detergentes ecológicos EcoX, es posible conseguir un buen rendimiento a la hora de limpiar tu ropa a estas bajas temperaturas.

Aumenta la durabilidad de tus prendas

Lavar la ropa a bajas temperaturas hace que tu tejido se desgaste menos y mantenga sus colores por más tiempo.

Ayuda al medio ambiente y a tu bolsillo

Según la misma iniciativa mencionada anteriormente, reducir 3ºC la temperatura media de lavado de todos en Europa equivale a eliminar las emisiones producidas por unos 700.000 coches.

Como calentar agua consume más energía, lavar la ropa a bajas temperaturas no sólo reduce la liberación de CO2 sino que también reduce los costes energéticos.

Ropa que se puede lavar a bajas temperaturas.

Hay varias prendas que puedes lavar a 30ºC, como prendas de abrigo (faldas, pantalones, camisas, vestidos,...), toallas de playa y de mesa, cortinas, calcetines y parte superior de la ropa interior.

Sin embargo, hay algunos artículos que requieren una limpieza más profunda (entre 30ºC y 40ºC), como las toallas de baño, la ropa interior y la ropa deportiva.

A pesar de todas estas ideas, es importante revisar las etiquetas de cada prenda y la información mencionada.

Autor: Daniela Matos